Un día a Culla, comida del pueblo y visita de las minas

Hola amigos!

Hoy os llevo al pueblo medieval de un amigo mío, que por cierto se reconocerá si lee este artículo.

Este pueblo, situado a unos 60km de Castellón, a una horita en coche, es muy bonito e ideal para pasar el día. Si quieres descubrir la gastronomía de los pueblos de Castellón, de verdad te recomiendo pasar por Culla.

Plan del día:

  • nos vamos de Castellón a las 9h30
  • a las 10h30 pausa para probar unas cocas del pueblo (tomate, bacon y otra con hierbas) , delicioso
  • a las 11h, nos vamos a descubrir el parc Miner del Maestrat, que cuenta con unas 6 minas. Compramos la entrada por 9,6€ con descuento estudiante y, tras un paseo con trenecito, visitamos 2 minas. La guía era muy simpática y las visitas se podían hacer en español, valenciano, francés y alemán. Allí descubrimos tanto la vida de los obreros de la mina en la época, como su material o los minerales que se explotaban. También nos encontramos con un par de murciélagos que estaban durmiendo allí tranquilamente, que monos <3.
  • unas dos horas después se acabó la visita, por lo que decidimos irnos a la ermita de Sant Cristòfol, a unos 5min del pueblo, con un mirador con vistas al pueblo medieval de Culla.

culla bonita desde ermita

  • poco después nos fuimos al pueblo, ya que teníamos reserva al restaurante La solaneta a las 14h30 (precio: unos 17€/pers). A partir de aquí, un desfile de platos empezó:
    • al llegar ya nos esperaba, dispuesto sobre la mesa, un pequeño entrante con ensalada, jamón, queso, pan con tomate y alioli.
    • primer plato: tuvimos que elegir entre unos 8 platos entre ellos rabo de toro, canelones de carne, ensalada rusa, sopa, revuelto huevo con bacon y espárragos, olla, etc.
    • segundo plato: de nuevo pudimos elegir entre varios platos entre ellos: secreto (excelente, presentado con setas rellenas, patatas fritas), entrecot, y varios platos con carne.
    • el postre, dios mío: tarta de queso, tarta con chocolate blanco, mousse de turrón y otras maravillas.
    • para acabar un té, café o copa (unos probaron carajillo y no les decepcionó: un dedito de café y el resto alcohol)
  • después de una larga pausa de digestión, nos animamos a visitar el pueblo, muy bonito por cierto. Subimos al tope, donde antes se encontraba el castillo, del que quedan ahora unas pocas ruinas, descubriendo las callecitas bonitas el pueblo.
  • a las 18h, finalmente, volvimos a casa, contentos, llenos de comida y de aire fresco en la cabeza, muy fresquito por cierto en diciembre.

Popi coup de coeur ❤

  • las vistas desde las alturas del pueblo
  • la comida del pueblo (tanto de la panadería como del restaurante

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close