El salto de la novia

 

¡Hola amigos!

Para empezar bien el día, hoy os propongo descubrir un lugar con mucho encanto y con un toque de magia y romanticismo.

El salto de la novia está situado en Navajas, a unos 5km de Segorbe, y lo tiene todo: cascadas de 30m de altura, escaleras dignas de una película de Hayao Miyazaki que te llevan a un punto de vista sobre la cascada, y pequeños senderos. En definitiva, un sitio que te deja sin aliento. Seguramente sea ideal para bañarse en verano, pero también se adapta muy bien a una tarde tranquila de otoño y así protegerse de los turistas, que suelen venir más en verano.

 

Popi coup de coeur ❤

  • lugar ideal para hacer picnics, gracias a las mesitas de picnics presentes a la orilla del agua.
  • el romanticismo del lugar. Al llegar, nos encontramos con novios vestidos de boda sacándose fotos.
  • las cabras a mitad del camino que vienen a pedirte comida y su capacidad de escalar las rocas.

cabra

¡Completa tu fin de semana, y véte a pasear!

Si te decides a ir a pasear cerca del Salto de la Novia, puedes aprovechar para organizarte un fin de semana completo por allí y quedarte a dormir en Segorbe.
SÁBADO:
– picnic en el salto de la novia y paseo por las montañas de los alrededores (posible sendero de unos 10km)
– noche en Segorbe, ubicado a unos 5km de Navajas – 54€ para 4 personas
DOMINGO:
– paseo por las murallas y subida al castillo
– picnic en Eslida y senderismo en el parque natural de la Sierra de Espadán (sendero de 7.4km, contar unas 2h30).

La leyenda:

novios

La leyenda cuenta que, hace tiempo, la tradición decía que en el pueblo los novios que se iban a casar tenían que someterse a una prueba muy peculiar y decisiva por su futuro. Ante la mirada atenta del pueblo, que venía a mirar este curioso espectáculo, la novia, como prueba de su amor y de su devoción, tenía que saltar de una orilla a la otra del río. Si el salto salía bien, el acto era señal de felicidad en el matrimonio. Pero si, al contrario, algo salía mal, el matrimonio se cancelaba.

Un día, una joven pareja quiso someterse a la prueba. No obstante, en el momento de saltar, la jovencita cayó al río, cuyas aguas estaban muy atormentadas ese día y el novio, loco por ella, se tiró al agua para socorrerla. La historia cuenta que nunca reaparecieron, ni el novio ni la novia, y que, desde entonces, se pueden escuchar algunas noches sus voces, diciéndose palabras de amor y lamentándose de su triste suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close